I.  Antecedentes

 

Tomando como base el Estudio de necesidades del Mercado Laboral en El Salvador, realizado por la Unión Europea en 1994 y actualizado en 1996, el INSAFORP en coordinación con el Proyecto Fomento al Sistema de Formación Profesional en El Salvador INSAFORP/GTZ, definieron algunas áreas prioritarias para desarrollar acciones de formación profesional en atención a las necesidades identificadas.

El estudio también refleja que el 83% de las empresas consultadas están dispuestas a participar en programas de aprendizaje de larga duración; por consiguiente se consideró conveniente  involucrar a la empresa en programas de Formación Profesional.

Es así como el INSAFORP desarrolla desde 1996 el Programa de Formación Inicial en la modalidad Empresa - Centro; adaptada del Sistema Dual alemán, en el cual el aprendizaje es una de las modalidades de formación profesional.

Para dar respuesta a las necesidades de la población y a la demanda de las empresas, detectada en el estudio, el INSAFORP inicia en 1996 el programa piloto de aprendizaje en la modalidad Empresa - Centro, con las carreras ocupacionales de Administrador Técnico de Empresas Industriales y Mecánica Automotriz,  contando con el apoyo de la Cooperación Técnica Alemana, GTZ, a través del Proyecto Fomento al Sistema de Formación Profesional,  INSAFORP/GTZ.

En 1997, se incrementaron tres nuevas carreras: Mecánica Industrial, Electricista Industrial y Vendedor Técnico.

A la fecha se han implementado 29 carreras ocupacionales, que han surgido de los distintos sectores productivos del país, de acuerdo a los requerimientos de formación y calificación.

Para cada una de las carreras se conformó una Comisión Técnica Asesora, quienes participaron desde la  identificación de necesidades, levantamiento de perfiles ocupacionales, diseños curriculares, así como en el  asesoramiento a las acciones de formación, para el  sector específico que representaban.

El desarrollo de este Programa, ha representado uno de los mayores éxitos de la gestión institucional, debido a las altas tasas de inserción laboral de jóvenes, a la finalización de las distintas carreras del programa, lo que evidencia el notable grado de calidad de la formación y la pertinencia de la modalidad.

Actualmente participan diez Centros de Formación que han cumplido con los requisitos establecidos para la acreditación y ejecución  de las distintas carreras del Programa.

A mayo de 2012, se han certificado 6,004 jóvenes, 4,372 hombres (72%) y 1,632 mujeres (28%), con una inserción laboral del 89%.

Desde 1996 hasta mayo de 2012, han participado alrededor de 2,000 empresas, creando oportunidades de aprendizaje, cofinanciando el Programa y contratando a los jóvenes certificados.

Las características y componentes del Programa, responden a las atribuciones establecidas en la Ley de Formación Profesional (LFP), las cuales se describen a continuación: 

  • Realizar investigaciones para determinar necesidades cuantitativas y cualitativas de recursos humanos calificados para los diferentes sectores económicos, ramas y grupos ocupacionales y planificar las acciones subsecuentes (Art. 6, literal c, LFP).
  • Diseñar programas globales o especializados de Formación Profesional enfocados a los requerimientos de las empresas, que se integren o coordinen con la asistencia técnica y financiera brindada por otras instituciones (Art. 6, literal i LFP).
  • Formular el proyecto normativo para regular y desarrollar el aprendizaje como una modalidad de la Formación Profesional (Art. 6, literal l LFP).
  • Normar y coordinar la vinculación entre la Formación Profesional institucionalizada y la práctica en las empresas (Art. 6, literal m LFP).
  • Otorgar y autorizar certificación ocupacional a las personas capacitadas dentro del sistema, con base en normas y procedimientos previamente definidos (Art. 6, literal e LFP)