EL INSAFORP, EL MINISTERIO DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, EL ISDEMU Y LA OIT REALIZARON EL FORO PÚBLICO Y LANZAMIENTO DE CAMPAÑA: DECIDETE A CRECER

El Presidente de INSAFORP, Lic. Ricardo Montenegro y la Directora Ejecutiva de ISDEMU, Licda. Yanira Argueta, participaron en el foro y lanzamiento de campaña “Decídete a Crecer, combatiendo los estereotipos de género en la formación profesional y el empleo”, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de crear espacios de formación y trabajo donde se combata la discriminación y se promueva y viva la igualdad.

Las autoridades participaron de un conversatorio en el que compartieron los avances que desde sus instituciones se realizan para la promoción de la igualdad en la sociedad salvadoreña e identificaron retos que enfrentan para superar la discriminación por razón de género que todavía persiste.

En dicha actividad, participaron tres de las mujeres que protagonizan la campaña, Marcela Zamora, Cineasta; Claudia Rivas, Operadora de la industria del plástico; y Grecia Chavarría, Estudiante de ingeniería industrial, quienes compartieron sus experiencias sobre los obstáculos que han enfrentado al haber decidido desenvolverse académica y profesionalmente en carreras que no han sido tradicionalmente ocupadas por mujeres, sus logros profesionales y a la vez instaron a las instituciones del Estado y a las empresas a abrir más espacios para que las mujeres puedan desenvolverse en la sociedad en condiciones igualitarias a los hombres.

Las tres instituciones convocantes manifestaron su compromiso por realizar todos los esfuerzos que sean necesarios, tanto a nivel de cada una de las instituciones, como de forma conjunta para generar mayores y mejores espacios de formación y empleo en los que se promueva la igualdad.
En El Salvador, la tasa de participación de las mujeres en el mercado de trabajo tiende al crecimiento, pasando de 47.3% en el 2008 al 49.36% en 2015 ((EHPM, Digestyc). Sin embargo, la tasa de participación de los hombres sigue siendo mayor, lo que significa que del total de la Población en Edad de Trabajar son más hombres los que se insertan a la Población Económicamente Activa.

La brecha salarial sigue existiendo entre hombres y mujeres que realizan la misma actividad, siendo de 20.1% en 2015 (EHPM, Digestyc), es decir, los hombres reciben una mayor remuneración en relación a las mujeres.

Desde el año 2013 a mayo 2016, el MTPS atendió 662 casos de mujeres victimas de acoso sexual, acoso laboral, despido y discriminación por embarazo y desigualdades por brechas salariales.

De acuerdo al estudio Mujeres en el Trabajo, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo en el marco de su centenario, a nivel mundial, la disparidad de género en el empleo ha disminuido sólo de 0,6 puntos porcentuales desde 1995, con una relación empleo-población en 2015 de 46% para las mujeres y casi 72% para los hombres.

Además, durante las dos últimas décadas, se ha registrado una segregación adicional en la distribución de las mujeres y los hombres en las diversas profesiones y dentro de ellas a medida que el incremento del trabajo tecnológico privilegia determinadas competencias, sobre todo en los países en vías de desarrollo. Entre 1995 y 2015, el empleo aumentó rápidamente en las economías emergentes: la variación absoluta en los niveles de empleo fue dos veces más alta para los hombres que para las mujeres (382 millones frente a 191 millones respectivamente), sin importar el nivel de competencias requeridas, lo cual indica que los progresos para incorporar a las mujeres en más empleos de calidad está estancado.

Una investigación realizada en 2015 por INSAFORP reveló que debido a que las mujeres deben atender actividades familiares y reproductivas, tienden a optar por carreras técnicas de menor duración que en muchos casos repercute en menores ingresos.

El mismo diagnóstico indica que en muchos casos es la misma familia y el entorno social el que incide en la opción del tipo de carrera o formación que la mujer elige y que aquellas que optan por carreras o ciclos formativos no tradicionales lo hacen venciendo muchos obstáculos. No obstante lo anterior, las mujeres van aumentando su participación en carreras no tradicionales como informática aplicada y administración de empresas industriales, y que paulatinamente están equiparando el porcentaje de participación con los hombres en programas de formación gerencial que van dirigidos para profesionales en posición de liderazgo y toma de decisiones.

El foro y la campaña han contado con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo OIT.