Trabajadores beneficiados con el Programa Nacional de Inglés para el Trabajo

Muchas personas han perdido oportunidades laborales por no tener la facultad del manejo del idioma inglés y dejan de competir por mejores empleos o desarrollo en sus trabajos actuales.

“Estuve estudiando opciones donde hacer un técnico, pero ya con compromisos del hogar, las cuotas se me salían del nivel”, comentó Raúl Ramírez, técnico en el Centro Textil, quien se ha beneficiado con el Programa Nacional de Inglés para el Trabajo.

“Uno tiene un conocimiento y hoy pongo ganas para aprender y desarrollarme más en la vida y poder decir en el trabajo: Déme este caso, yo puedo atender a este cliente”, agregó.

El Programa está constituido por 18 módulos para los niveles de principiantes, intermedios y avanzados.

El nivel al que aplica cada participante es determinado por la prueba “Comprehensive Adult Student Assesment System (CASAS), la cual es realizada por los Centros de Formación adjudicados.

“Yo trato con proveedores extranjeros y la mayoría están en estados Unidos y ellos escriben en inglés, por lo que nosotros necesitamos saber que dicen en sus correos, cartas o documentos”, expresó Nohemy Cabrera, asistente administrativa en Editoriales la Ceiba.

Por su parte, Nidia Alvarado, supervisora de ventas en Alimentos DIACO, dijo “me gusta el inglés, lastimosamente no se había dado la oportunidad de aprenderlo. Por no saber el idioma he perdido buenas oportunidades. En mi trabajo hay clientes que llaman en inglés y es necesario manejar el idioma y hoy que estoy aprendiendo en la empresa tengo oportunidades de desarrollarme”.

Para la implementación de este programa, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional  (USAID) e INSAFORP certificaron a 165 docentes en el idioma y acreditaron a centros y academias de enseñanza.

A través del programa se esperan beneficiar a unos 4,000 empleados en la primera fase; la proyección es aumentar otros 6,000 durante el segundo semestre de 2014, para lograr totalizar 10,000 empleados capacitados en inglés como segunda lengua al final del año.