Curso de Productos Artesanales en Pieles de Pelibuey

Esta vez nos dirigimos a Chinameca, un municipio de San Miguel. A diferencia del calor característico de la zona oriente, Chinameca es un lugar fresco y con abundante vegetación.

Es aquí donde la Asociación Comunal para el Desarrollo de la Mujer Rural (ADEMUR) se dedica a la crianza y venta de carne de pelibuey. Sin embargo, durante los últimos tres años han desechado las pieles de esta oveja.

A raíz de este desperdicio, ellas han tenido la inquietud de utilizar estas pieles y  así generar un ingreso extra en la línea de producción.

En este contexto, ADEMUR se acercó al INSAFORP solicitando el apoyo logístico para una capacitación; luego de reuniones con diferentes diseñadores de productos artesanales, se trabajó una propuesta final con la diseñadora y experta en el tema, Ana María de Hernández.

El resultado: carteras, pulseras, billeteras, pantuflas y otros productos con alta calidad de diseño y manufactura.

Es así que el 13 de septiembre de 2012, el INSAFORP inició el curso de Diseño y Moldería a un grupo de 10 mujeres. El objetivo es desarrollar las capacidades de la población desempleada de la zona; para que a los participantes se les facilite mediante la capacitación su incorporación al tejido productivo, a través de grupos asociativos.

En este caserío Las Marías, la pobreza es una compañera habitual de estas familias; es por ello, que con estos proyectos impulsan el autoempleo y el liderazgo de las mujeres. Algo elemental para romper con el círculo de exclusión que las ha sometido por años.

María Mejía de Domínguez es una mujer de 39 años y es la Vicepresidenta de ADEMUR. Ella nos dice que esta capacitación ha beneficiado a todas las mujeres de la comunidad.

“Salimos a los restaurantes a vender la carne porque es bien nutritiva, no tiene mucha grasa; pero hoy con el curso he aprendido a hacer carteras, a perforar el cuero, a costurar y me siento satisfecha y motivada”.

Por su parte, Ana Kelly Rivera, Coordinadora de Proyectos de ADEMUR, dice que “durante este curso se fortaleció la autoestima de las mujeres, sobre todo, de las jóvenes cuando vieron un producto terminado, porque es un producto artístico. Hemos visto que entre las mujeres han surgido lideresas con un cambio de visión y eso está impactando en ellas, sus familias y en la sociedad”.

Este curso se ejecutó del 13 al 21 de septiembre de 2012 y tuvo una duración de 56 horas.